Archivo

Archivo para enero, 2013

¿Que es la Leishmaniasis? (Parte 2)

Viernes, 25 de enero de 2013

Continuamos con la entrada anterior en la que os contabamos todos los detalles de la Leishmaniasis.

Entre los animales domésticos, como ya adelantábamos, los perros son la especie más afectada. La mayoría de los casos de leishmaniasis canina son causados por L. infantum, aunque otros organismos también pueden encontrarse. Además, en ocasiones se observan casos clínicos en gatos, caballos, burros y mulas infectados con varias especies de Leishmania.

Las instituciones zoológicas también sufren este parásito microscópico igual que cualquiera de vuestras mascotas de casa o campo. En ocasiones se ha informado la existencia de casos en especies como primates, perros venaderos (Speothos venaticus), zorros grises (Lycalopex vetulus), lobos grises (Canis lupus) y los lobos de crin (Chrysocyon brachyurus). Australia fue la primera en reportar casos de Leishmania spp. Causando lesiones cutáneas en canguros, walaró y wallabies (Macropus spp.) en instituciones zoológicas; pero ya hay varias instituciones en climas templados que reportan la enfermedad.

A lo que vamos, no vamos a entrar en tratamientos ni en ciclos biológicos, solo os daremos unas nociones básicas para mantener a nuestros animales lo más protegidos que podamos.

Para reducir las picaduras de mosquitos como los Phlebtomus, en los perros, se utilizan collares impregnados con insecticida o insecticidas tópicos. Es importante mantener a los animales susceptibles, como los perros, gatos y los caballos en lugares cerrados entre el anochecer y el amanecer durante los meses cálidos, cuando los mosquitos y moscas picadoras están activas. Las casetas y establos se pueden pulverizar con insecticidas. Estos insectos son muy pequeños y pueden atravesar una malla no tratada, a menos que ésta sea extremadamente fina. Sin embargo, no son buenos voladores y son detenidos por el viento; los ventiladores pueden ser de utilidad. Se puede considerar incluso realizar modificaciones del hábitat alrededor de nuestras casas en el caso de tener mascotas muy hogareñas.

Además de prevenir el contacto de nuestros seres queridos, perrunos y gatunos, con los molestos mosquitos; debemos acudir al veterinario siempre que veamos en ellos lesiones de piel como abultamientos descamados, úlceras, lesiones en la trufa, lesiones en los párpados…

Eso es lo difícil de esta enfermedad puede afectar a un montón de órganos y no siempre a los mismos así que cada caso puede presentarse de forma diferente. En caso de enfermedad visceral habrá que estar atentos a cosas como adelgazamiento a pesar de comer normar, mucosas pálidas, fiebre, inflamación de articulaciones y algunos otros signos clínicos son los más comunes.

Como podéis ver no es nada fácil y por eso son tan importantes las revisiones veterinarias de nuestros animales. ¿No revisamos a nuestros hijos, nuestros mayores y a nosotros mismos llevándonos al médico? Pues lo mismo pasa con nuestros animales. Nosotros, tanto en Selwo Aventura como en Selwo Marina Delfinarium revisamos todos los animales a diario en busca de cualquiera de esas y otras alteraciones que puedan aparecer; y no contentos con eso realizamos chequeos veterinarios anuales a toda la colección. Porque recordad que la prevención es la mejor arma de la salud

Articulos relacionados:

¿Que es la Leishmaniasis? (Parte 1)

General

¿Que es la Leishmaniasis? (Parte 1)

Viernes, 18 de enero de 2013

A raíz de un par de casos clínicos que nos surgieron a principios del 2012 en Selwo Aventura, nos gustaría hablaros hoy de la leishmaniasis. Una enfermedad producida por un parásito y transmitida por mosquitos.

La leishmaniasis es una de las enfermedades más importantes transmitida por vectores (animales, generalmente artrópodos, son los que diseminan la enfermedad), en  humanos.

Esta parasitosis puede ser causada por muchas especies de Leishmania, la mayoría de las cuales son zoonóticas (pueden afectar tanto animales como humanos). En  humanos, diferentes especies de parásitos están  asociadas a diferentes formas de la enfermedad.

Muchas especies de Leishmania  producen úlceras cutáneas y nódulos. Algunos de estos organismos también pueden afectar las membranas mucosas y es posible que produzcan lesiones que desfiguran la nariz. Otras especies dañan los órganos internos y causan leishmaniasis visceral humana, una condición de riesgo para la vida. Es un parásito mucho más extendido de lo que parece pero aunque parece terrorífico, no os preocupéis, solo afecta a personas muy inmunodeprimidas, en cualquiera de nosotros no notaríamos más que una picadura de mosquito como otra cualquiera. Nuestro sistema inmune puede perfectamente mantener a raya a este tipo de enfermedades.

Entre los animales domésticos, los perros son la especie más importante en la epidemiología de la enfermedad. Además de enfermarse, son reservorios para L. infantum, uno de los dos organismos más importantes en la leishmaniasis visceral humana. También se han informado casos de lesiones cutáneas,  ocasionalmente, enfermedad visceral en otros animales domésticos, mamíferos en zoológicos y animales silvestres.

La leishmaniasis es producida por la infección de varias especies de Leishmania, un parásito protozoario de la familia Trypanosomatidae (orden Kinetoplastida). Aproximadamente 30 especies han sido identificadas, y al menos 20 de estos organismos son patogénicos para los mamíferos. El género Leishmania incluye dos subgéneros, Leishmania y Viannia, que se diferencian por el lugar en el que se multiplican, dentro del tracto digestivo del insecto vector.

Se han informado casos de Leishmania spp. en todos los continentes, excepto en la Antártida.

Imagen de un mosquito Phlebotomus (principal vector de la enfermedad).

En general, Leishmania spp. se transmite indirectamente entre huéspedes por medio de mosquitos del género Phlebotomus y Lutzomyia, que son vectores biológicos. Cada especie de Leishmania se adapta a la transmisión en ciertas  especies de mosquito. Sólo las hembras se alimentan con sangre. La actividad de  las moscas ocurre cuando el clima es húmedo y no hay viento ni lluvia. Estos insectos generalmente son más activos al amanecer, atardecer y durante la noche, pero pican si se los molesta en sus escondites (madrigueras de animales, huecos en los árboles, cavernas, casas y demás lugares relativamente frescos y húmedos), durante el día. Son atraídas por la luz y pueden ingresar a los edificios por la noche.

En una proxima entrada os seguimos contando mas….

animales , , ,